MAS CAFE POR FAVOR!

Desperté temprano el domingo, fui a la cocina y me preparé aquel café que tanto me gusta hacer con espuma y diseño como todo un barista.  Instalé mi pequeña mesa plegable de madera en el balcón, acerque una silla y tome aquel libro que habla de como mostrar tu arte (Show your Work). El libro es interesante, ya me faltaban como 20 páginas, así que decidí llegar hasta el final del recorrido.

En ese momento estaba leyendo un capítulo que hablaba sobre colgar los guantes. En este ambiente del arte, no es raro escuchar que no puedes vivir solo de esto, sino que necesitas trabajar en paralelo con algo que realmente te dé dinero, para que entonces puedas sustentar tu locura de seguir haciendo arte, hasta que, doblando en alguna esquina, te encuentres con esa oportunidad tan esperada que pueda catapultar tu nombre a la escena artística.

Como eso no pasa muy a menudo, terminas desistiendo o peor aún, cuando te das cuenta que el proyecto no tuvo éxito, decides colgar los guantes. Austin Kleon en este libro, te dice que aunque ganes mucho o pierdas mucho, tendrás que seguir enfrentándote a la pregunta ¿Y ahora qué sigue?

El comparte un jocoso comentario de la comediante Joan Rivers que decía: En nuestro negocio no puedes renunciar. Estas sujeto a una escalera. Cuando te corten las manos, te sujetarás del codo, cuando te corten los brazos, te sujetarás con los dientes…no renuncias, porque no sabes de donde vendrá la próxima oportunidad. Y cita una vez más a otro gran escritor, Paul Valéry: “El trabajo nunca se termina, solo se abandona”

Justo cuando terminaba de leer aquella línea, fui por un resaltador para marcar las frases que me inspiraban de aquella lectura, y no siendo suficiente, fui por una libreta y empecé a escribir mis reflexiones sobre aquella lectura. No conforme con escribir, tome mi libreta de dibujo para empezar a esbozar aquel diseño para un cliente que durante toda la semana intente sacar de mi cabeza sin éxito. Fue el éxtasis de mi proceso creativo y no podía detenerme. Logré dibujar 3 bocetos diferentes en mi libreta, algunas ideas más sobre nuevos diseños y otras piezas que estan en fila, frases y reflexiones que no podía dejar escapar y…..cuando vi que mi café se había terminado, tenía aquella mesita de madera llena de chécheres mientras el reloj señalaba las 12:00 mediodía.

Fue una mañana realmente intensa, y todo empezó con un café. Mi conclusión fue que, esos espacios con uno mismo son importantes, porque en ese momento, empiezas a encontrar las piezas de tu rompecabezas y todo se empieza a unir y a tener sentido. Mi mente en ese momento estuvo lejos de la oficina, del reloj, de la lavanderia y de los platos sucios. Volví a inyectarle a ese sueño, toda aquella ilusión y locura por lo cual decidí que esto no sería mas un disparate sino un proyecto!

Fue importante rodearme de literatura inspiradora, del trabajo de otros artistas, de mi libreta de dibujo y de aquella música inusual del playlist (llámese inusual a toda aquella música que no es tropical, reguetón o rock alternativo), pero más que esto, fue renovador recordar de dónde vengo, dónde estoy y adónde voy. Todos esos elementos me dieron un respiro para no colgar los guantes y seguir trabajando con cabeza fría en los números, pero con la misma pasión que plasmo en cada una de mis piezas.

Más café por favor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s