What if

El “Que tal si” o what if, es una pregunta que he escuchado en diferentes circunstancias, pero en este caso, he estado escalando los niveles de este “what if” llevándolo a decisiones un poco más complicadas que pintar una pared de rojo o no.

Para mi el “what if” significa riesgo, algo que en la mayoría de los casos, no estamos dispuestos a asumir, con temor de que salga mal. Es un temor natural y necesario (necesario porque despierta una alerta en nosotros, de no hacer un disparate sin pensarlo mejor antes), que suele quedarse en un “what if”

Me ayuda mucho escuchar y leer historias de personajes que dieron saltos importantes en sus vidas para lograr sus sueños, especialmente los artistas y diseñadores. Una cosa si es segura en todas las historias que he escuchado: el error es algo que sucede y esquivarlo es simplemente imposible. No significa que deba dar por sentado que el error vendrá, sino en seguir haciendo el trabajo con toda la pasión posible y estar preparado para cuando esa situación se dé.

Soy de los que suele planificar hasta las salidas por la noche. Una vez una amiga se entusiasmó en que saliéramos y mi primera reacción fue: O.K. déjame ver la agenda. Para ella aquello fue un insulto, y seguido me preguntó: Y que pasa si algo en esa agenda tuya no sale como tu pensabas?

Hoy día sigo planeando mis salidas para entretenimiento (sobre todo cuando se trata de presupuesto muy ajustado) pero siempre ando atento a la posibilidad, de que los planes cambien ligeramente o simplemente no se den.

En la parte creativa, el “what if” es extremadamente importante, ya que permite la libertad de crear. Algunos experimentos no son tan buenos como otros, pero los accidentes con la pintura o el desarrollo de una imagen que no encaja ahora, pero tal vez encaje después en otro proyecto, son una fuente inagotable de ideas.

Aquí les comparto un “what if” que trabajé con mucho cariño para la diseñadora de interiores Alina Carrasco. Su slogan “sin miedo al color” me inspiro para hacer esta obra y me dije: Que tal si nos descarrilamos un poco con el uso de los colores?

………………………………………………………………………………………………………………….

Más allá de que el “what if” signifique atreverse a hacer cosas diferentes y arriesgadas, es el hecho de no quedarnos con la duda, de qué hubiera pasado si hubiera hecho esto o aquello. Sería muy triste llegar a un momento de la vida en el cual te cuestionaras el “qué tal si hubiera sido artista” o “qué tal si hubiera aprendido a tocar un instrumento musical” tal vez ahora serías un cantante muy reconocido, o hubieras vivido una experiencia grandiosa.

Eso nunca se sabe cuando ese gigantesco “what if” nos detiene. Nunca es tarde para intentarlo.

Qué tal si hacemos nuestros sueños realidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s