FuckUpNights Vol. XVI

El Centro Cultural de España, Casa del Soldado, nos abrió las puertas para la XVI Edición de Fuck Up Nights Panamá, la única fiesta en la que el fracaso es motivo de celebración.

En la Edición de marzo, me dieron la oportunidad de hablar sobre mi “fuckup” dentro del marco de Macrofest, y en esta ocasión, fui el Host de la noche, y fue lo máximo!

La gran mayoría de los asistentes eran emprendedores y los expositores que tuvimos esa noche, eran de grandes ligas! Todos ellos hablando de sus errores y como los lograron superar, pero más allá de los errores, fue inspirador escuchar sus historias y cómo lograron levantarse y seguir adelante.

La historia de Ruly Piñate y su proyecto @vivescrapbook fue un ejemplo de cómo la creativiad y los medios digitales, pueden lograr que esas cosas que apreciamos mucho y disfrutamos, como un album de fotografías, funcionen como un modelo de negocio. Lo que se quedó marcado en mi cabeza con la charla de Ruly fue que “Hay que atender a los clientes con detalles, porque lo que buscas es que ellos te vuelvan a contratar y hablen bien de ti a sus amistades. Al ser independientes y manejar carteras de clientes pequeñas, es posible atenderlos de una forma muy personalizada y eso agrega valor a tu gestión”.

Primera expositora de @fuckupnightspty Vol XVI @vivescrapbook

A post shared by Ilustrador y Diseñador Gráfico (@jose.jimenezvega) on

Escuchar a Lucho @luchomoran fue refrescante, ya que este panameño nos enseñó que creer en lo que uno hace como emprendedor, es la mejor carta de presentación que puede haber, no solamente mientras hacemos nuestro trabajo, sino también cuando estamos con familiares o con amigos. Ser emprendedor y vender tu idea, significa que destilas tu emprendimiento en todo momento, lo vives porque lo disfrutas, no te cansas de hablar de ello y te emociona contarle a la gente sobre lo que haces.

El último expositor de la noche, Fede Weitzman @fede.brian contagió al público con su energía y anécdotas. Su mensaje para todos los que emprendemos fue simple y claro: Nuestro proyecto de emprendimiento es una planta que hay que regar todos los días, cuando la ves un poco seca y apagada, significa que tienes que regarla más, pero cuando la ves robusta, no tienes que regarla mucho, pero no la dejes de regar.

Aunque cada uno de ellos maneja una disciplina distinta, lo cierto era que como emprendedores tenían algo en común; reconocer que los errores son necesarios para crecer y sin ellos no es posible llegar al éxito.

Yo como emprendedor en el mundo de la Ilustración y el Diseño, tengo todavía un millón de interrogantes, un camino largo por recorrer, pero aún con días lluviosos, el paisaje hacia esa meta, que es el éxito, se convierte en parte de la aventura.

Ahoy!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s