Antes pensaba que comprar por internet era una cosa muy complicada para mí, pero cuando obtuve mi primera tarjeta de crédito y me topé con Amazon, pensé: Tengo al mundo entero en mis manos! Curioseando uno de estos días en una farmacia de la localidad, me detuve en la parte escolar y útiles de oficina, buscando un marcador o plumilla fuera de serie para unos experimentos que quería hacer, y encontré algo, pero no fue ese exótico marcador que pensaba encontrar, sino nada más y nada menos que un set de plumillas Staedler que yo había comprado por internet hace varios meses, pensando que en Panamá no lo iba a encontrar. Rápidamente le miré la etiqueta para ver que precio tenía y me sorprendió ver que era muy parecido al que yo había comprado en Amazon.

img_5825

Creo que esto me ha pasado anteriormente, pero con baratillos de ropa cuando compro una camisa en un sitio muy caro porque de verdad me ha gustado mucho una camisa, y metros después, me topaba con el baratillo anual de Felix B. Maduro, donde tenían la misma camisa a menor precio. Cuando esto me pasa, trato de consolarme inútilmente diciéndome: Soy Diseñador Gráfico, no Fashion Blogger!

Lo cierto es que muchas veces, cuando veo trabajos inspiradores de otros artistas y leo reviews de muchos de ellos, quedo prácticamente hechizado. Tengo que comprar ese marcador sepia con brocha de pelo de camello a costa de lo que sea, porque solo con ese salen bien las líneas! La verdad es que me convierto en víctima del mercadeo y termino muchas veces ordenando por internet, pinturas, plumillas y otros materiales que en algunas ocasiones me llegan a decepcionar un poco.

Ya después de un par de veces de haber caído en la trampa, decidí salir a “patear” un poco la calle para buscar los marcadores en tiendas de la localidad y me seguía sorprendiendo lo que encontraba en pequeñas tiendas, farmacias e incluso el supermercado!

Mi lugar preferido para ir a comprar mis insumos es El Pincel, porque tiene una selección especial de materiales, que si bien no son los que más se venden, son los que tienen mejor calidad.

img_5824

Me gustan mucho los canvas que ellos venden y los tamaños que tienen disponibles, también me gusta su selección de marcadores y liners. Recientemente empecé a trabajar en un proyecto experimental de estampado analógico y luego de buscar en algunas tiendas los materiales que me pidió el profe, terminé encontrando TODO en El Pincel. Para mí este lugar es uno de esos pequeños escondites donde puedes encontrarte un “Gizmo” que no vas a encontrar en ningún otro lugar.

Una cosa importante que quiero mencionar de todo esto, es que en ese proceso de experimentación, lo mejor es intentar con materiales más sencillos que puedes encontrar en tiendas locales, antes de enloquecer con todo lo que puedes adquirir en internet.

Mi visita por Amazon empezaba con un paquete de marcadores POSCA a un precio, que me parecía relativamente económico, y que luego decidía sumarle ese “liner” que por la compra de tres más, me puede ahorrar un 10% que si lo comprara por separado, y mejor aun! si lo llevaba junto con el kit de marcadores en tono sanguine de la misma marca, me ahorraba el “shipping” porque ya estaba haciendo una compra superior a los 50 dólares! QUE OFERTÓN!

Este era un error que solía cometer mucho, porque me dejaba maravillar de lo que podía encontrar por internet, sin siquiera haber experimentado con los materiales que tenía en casa, y al final del día, tenía que pagar el transporte de Miami hasta Panamá, más los impuestos de importación (cuando superaba los 100.00 en compras).

No voy a negar que sigo haciendo compras por internet. Hay cosas tan particulares que no encuentro en Panamá y con las que realmente quiero experimentar, pero obviamente, antes de hacer esa compra, me aseguro de darme un par de vueltas por las calles o ir a mi lugar preferido a mirar novedades.

En resumen, he aprendido con esto 2 cosas importantes; la primera es que cuando experimento, no necesito los materiales más costosos o de la mejor calidad, porque esos realmente los necesitaré cuando ya haya madurado la idea de lo que voy a plasmar en el papel y la segunda es, que antes de ir a Amazon, debo ponerme mis zapatillas, una gorra y salir de zafari creativo, por las calles de la Ciudad en busca de esos materiales, que dicho sea de paso, aportan a tu proceso creativo, porque te nutres de lo que pasa a tu alrededor.

Aunque el mundo digital es ahora parte de nuestras vidas y las compras por internet son más comunes, no olvidemos pensar analógicamente de vez en cuando, pues muchas  de esas brillantes ideas, vienen de la cotidianidad y del proceso de observación de todo lo que ocurre fuera del computador.

Ahoy!

P.S. para los que no conocen a Gizmo, es el personaje principal de la película Gremlins de 1984, donde un anciano propietario de una tienda de antiguedades, le vende una “mascota” única a un señor que buscaba un regalo de navidad para su hijo sin pensar el caos que causaría. Uno de mis clásicos navideños favoritos.

Anuncios